18.12.2014

Homenaje a Ana Frank

compartir

La fecha no es casual: el 10 de diciembre se inauguró una escultura de Ana Frank en la Plaza Reina de Holanda, al pie del Puente de la Mujer, en el Dique 3. Es el Día Internacional de los Derechos Humanos y en nuestro país se celebraba, al mismo tiempo, 31 años del restablecimiento de la democracia

El monumento pertenece a la artista Jet Schepp, que participó del acto, y es una réplica del instalado frente a la primera vivienda de la familia en la ciudad de Amsterdam, donde llegaron escapándose de la Alemania de Hitler. Allí vivió Ana  antes de tener que esconderse de la ocupación nazi y escribir su conmovedor diario. Finalmente fue trasladada a varios campos de concentración y murió de tifus en el de Bergen-Belsen, pocos días antes de que éste fuera liberado. Tenía 15 años. 

El homenaje fue una iniciativa de la Casa de Ana Frank de Argentina y la Embajada de los Países Bajos, que luego adoptó la forma de un proyecto de ley aprobado por la Legislatura porteña. 

También estuvieron presentes en el acto el rabino holandés Abraham Soetendorp, sobreviviente del Holocausto, el ministro de Educación Alberto Sileoni, el ministro de cultura porteño Hernán Lombardi, el embajador de los Países Bajos Martin de la Beij, el titular del INADI Pedro Mouratian, autoridades judiciales y referentes de DAIA, el Centro Simón Wiesenthal, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, el CELS, entre otros. 

“El monumento es memoria, es homenaje a las víctimas, es esperanza, homenaje a la resistencia, a todos los que en plena inhumanidad conservaron la humanidad y protegieron e hicieron que muchos puedan hoy contar su historia”, expresó Héctor Shalom, titular de la Casa de Ana Frank de Argentina.

En la escultura, la niña está representada de cuerpo entero, muy erguida, portando una maleta a cada lado y con la mirada perdida en el horizonte. 

Sólo tiene la leyenda “Ana Frank, 1929-1945”, pero está previsto que la base de mármol incluya el siguiente texto: “En sus 15 años vivió la infinitud de la esperanza, sus palabras se ponen de pie por ella y constituyen un símbolo de resistencia. El diario de Ana Frank inspira los jóvenes en todo el mundo a construir libertad”.

Envianos tu opinión (0)