25.08.2014

La Reserva Ecológica se renueva

compartir

La Reserva Ecológica Costanera Sur incorporará a sus recorridos 16 nuevas hectáreas que van a formar parte del espacio que será conocido como “Nueva Reserva”.

Este predio se encuentra al sur de la Reserva y por varios años fue utilizado por obradoras que producían hormigón para distintas obras en la ciudad (ex Covimet). Gracias al trabajo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad, este espacio está siendo reacondicionado para recibir la visita de distintos establecimientos educativos.

La “Nueva Reserva” se va a integrar a las ya más de 350 hectáreas de la Reserva Ecológica y mantendrá las características naturales de este ambiente, que se destaca por la gran biodiversidad de especies nativas que allí habitan, tanto animales como vegetales. Para ello, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público está aprovechando materiales que se encuentran en la zona y que pueden reutiliazarse para lograr reacondicionar el territorio:

. El terreno, anteriormente cubierto por cemento y hormigón, está siendo rellenado con tierra removida durante la obra del Metrobus.

. Los canteros se están construyendo sobre una base de material orgánico que es removido periódicamente durante la limpieza de la Laguna de los Coipos. Este material es muy útil ya que puede aprovecharse como compost y ayuda al crecimiento de la vegetación en los canteros.

Como rasgo particular, la “Nueva Reserva” tendrá un propósito excluyentemente didáctico, ya que será un espacio destinado a la visita de establecimientos educativos. Para mejorar la experiencia del alumnado y lograr una mejor concientización ambiental, se está construyendo un estanque que recrea el habitat de las tortugas de la Reserva para facilitar el conocimiento de estas especies por parte de los alumnos, a la vez que se van a plantar especies vegetales autóctonas en los canteros, para que los chicos puedan conocer las distintas plantas que forman parte de los diferentes ambientes naturales de la Reserva.

 REAPERTURA DEL ESPIGON PLUS ULTRA

Después de 12 años, el espigón Plus Ultra volverá a funcionar como la entrada principal a la Reserva Ecológica Costanera Sur. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está trabajando para poner en valor este paseo histórico, ubicado frente a la fuente de Las Nereidas, en la intersección de la avenida Achaval Rodríguez y la calle Padre Mario Luis Migone.

Esta entrada fue cerrada en 2002 por su estado de abandono. Por ello se inició una obra para recuperar este paseo e ingreso peatonal a la Reserva Ecológica, que contempla la reparación de los solados, el recambio de las luminarias, la reparación de los bancos y pintura de las barandas, la recuperación de los vestuarios, la puesta en valor de los alrededores y trabajos de parquización, entre otros. Se prevé que la obra, que implica una inversión de un millón de pesos, esté lista para fines de septiembre.

El Plan de Recuperación del Espigón Plus Ultra está a cargo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público a través de la Dirección General de Espacios Verdes, que trabaja con la colaboración de la Dirección General de Regeneración Urbana y el Departamento de Monumentos y Obras de Arte (MOA).

El Espigón fue construido en 1918 pero recibió su nombre diez años después, cuando se colocó en su remate una estatua de Ícaro, que conmemora la travesía del hidroavión Plus Ultra entre Palos de la Frontera y Buenos Aires en 1926, y que fue el primer vuelo entre España y América. La obra fue esculpida en bronce por José Lorda.

Como la Costanera Sur, el Espigón fue un paseo muy popular durante la primera mitad del siglo veinte ya que era un mirador al Río de la Plata. El agua del río llegaba hasta las escalinatas de la parte inferior de la construcción, donde estaban los vestuarios para los bañistas. A partir de la década del 50, con el deterioro en la calidad del agua, los porteños dejaron de bañarse en el río y así comenzó un gradual abandono del lugar.

La situación empeoró a partir de 1978, cuando empezaron a volcarse escombros en la ribera. Las aguas del río fueron perdieron terreno en medio de un relleno en el que comenzó a crecer la vegetación y, de esta manera, el Espigón dejó de estar en contacto con la costa y a su alrededor empezaron a crecer los primeros pastizales.

La entrada “Viamonte” -ubicada al norte, a la altura de la intersección entre Mariquita Sánchez de Thompson y Giralt- también será mejorada: Se va a instalar una cabaña nueva para atención a visitantes y se abrirá el portón que permanecía cerrado. Estas obras concluirán hacia principios de octubre, junto con la reapertura del Espigón y de la Nueva Reserva.

 TRABAJO EN LAS LAGUN AS Y PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Se contrató a una nueva empresa de mantenimiento, denominada “Control Ecológico”. Se está evaluando el trabajo realizado en la Laguna de los Coipos para reproducirlo en las otras lagunas. 

Por otra parte, desde hace aproximadamente dos meses hay una nueva rutina de trabajos de prevención de incendios, que se efectúa en conjunto con Bomberos Voluntarios y Federales: se realiza una rutina diaria del sistema eléctrico de las bombas y semanalmente se hace una revisión de las bocas de incendios y de la presión del canal de agua.

NUEVO MOBILIARIO

Además, ya se puede disfrutar de 10 nuevos miradores con vista al Río de la Plata, equipados con barandas de seguridad, con barandales hechos en madera recuperada de la Reserva y empalmes de acero recubiertos con soga de yute resistente al agua. Estos diez nuevos miradores se suman a los 18 que ya había en el predio.

También se instalaron quince bancos nuevos, con una estructura de madera y perfilería metálica. Por su diseño moderno e innovador, los bancos pueden usarse para recostarse o quedarse sentado y contemplar el río y su costa.

Relacionados
Envianos tu opinión (0)